Tropilla Rea


Una noche de 2013, en un cuartucho de Godoy Cruz, cinco mendocinos se juntaron a componer temas. Ellos son Dante Lehmann (guitarra, voz y armónica), Fernando Jara (batería y percusión), Matias Aguilar (guitarra, teclado y coros), Jonathan Ramirez (guitarra) y Ricardo Brallard (bajo, coros y sintetizador). La cosa era así: Lehmann llevaba las letras y el resto le ponía melodía.
De esa manera surge La Tropilla Rea, conjunto que no se encierra en un sólo estilo, sino que fusiona cumbia, rock, punk y -de más está decir- tango, presente en el nombre de la banda y en cada una de sus letras. “El nombre del grupo surge por una frase de “La última curda” del Polaco Goyeneche y por el lunfardo tanguero ¨rea¨ que hace alusión a aquel que vive alegremente, sin preocupaciones y no se inquieta por las apariencias”, cuenta Ricardo “Fino” Brallard.
Goyeneche, Mallarmé, Baudelaire -entre otros- son las principales influencias de La Tropilla a la hora de escribir sus temas. Respecto a los estilos, cada uno de los músicos aporta sus gustos personales y los unen. Convengamos que el darle play a su primer trabajo “Noche de ladridos”, significa coparse con lo que nace de estos músicos mendocinos: una gran obra musical tanguera que no olvida las raíces del rock and roll.

Noche de ladridos

Así se llama su primer trabajo de estudio compuesto por once temas, sin olvidar que, anteriormente realizaron un DVD con entrevistas y tres temas rodados en San Rafael dentro de lo que fue “Conciertos para ver y escuchar”. Para los que quieran ver este producto, está dando vueltas por internet.
Pero volvamos a Noche de ladridos. El disco cuenta la historia de un barrio imaginario por el que pasan distintos personajes en cada canción. La idea es recorrer los temas, adentrarse en ellos y disfrutar de una cumbia, una milonguita, un vals, siempre bajo la influencia del tango y el rock… Cada canción con su onda.
El disco -totalmente independiente-, no tiene ningún sello ni ninguna asociación que los apoye, es decir, todo está hecho por La Tropilla Rea, desde la producción hasta el diseño. “Sólo resta escuchar y apoyar la cultura local, porque cada día demuestra ser genial y porque hay miles de artistas mendocinos para conocer todos los días”, dice el Fino.

Arriba del escenario

La Tropilla compartió escenario con grandes bandas. Algunas de ellas: Manso Muñeco, Juguete Urbano, Cabezones y los Fundamentalistas del aire acondicionado. Dejaron su huella en bares y boliches, festivales en Aloha, Nave Cultural, Le Parc, entre otros.

Comentarios