Benny’s Video Storie


El sábado pasado nos juntamos a ver una peli con un grupo de chiflados que arrancaron un ciclo de cine, un ciclo que promete ser de los más viscerales que ví. Arrancó con Benny’s Video. Imaginate.

El sábado 9 de marzo los Rebeldes del dios de neón nos juntaron en la biblioteca Daniel Talquenca de Dorrego con la promesa de fanzine, birra, pizza, vino y música. Lo prometido, cumplido.

La birra artesanal más rica, pizzetas por maestros pizzeteros, música cósmicamente sincronizada al compás de un sábado lluvioso y una película que desde el principio se mete en la fibra más interna tuya para preguntarte: ¿Es sólo una peli?

El cine puede ser eternamente romántico, delicadamente escenográfico, puramente político pero cuando se mete en las catacumbas más tabúes de tu interior, despierta… ¡y vaya que despierta! Algunas personas hasta se levantaron de la incomodidad que producía este film.

Mariana Larrege, Mario Obrador, Mariana Palazzi y Leandro Agustín Alías fueron los organizadores de esta movida. Leandro nos puso en el contexto y dio una introducción de lo que íbamos a ver, mientras Mariana Palazzi nos entregó un análisis psicocinéfilo que cabe destacar el primer párrafo:

“La película con la que se abre el espacio de Cine Rebeldes del dios de neón es Benny’s Video (1992) de Mchel Hanake, segunda parte de la “trilogía de la glaciación emocional” la cual comienza con el film “El séptimo continente” del año 1989 y concluye con “71 fragmentos de una cronología al azar” en donde el director se dio el lujo de corregirse a sí mismo en su estilo narrativo […]”

El debate no tardó en arrancar al finalizar la película. Lleno de psicoanalistas empezaron a comentar, compartir, analizar sobre benny’s video y sobre el indiscutible director Michael Haneke.

La invitación está hecha y como todo lo bueno es aún incierta pero si seguís a Espuma te vas a enterar cómo continúa este maravilloso ciclo de cine.

Comentarios