Josefina: Santificado sea tu nombre


El sábado 15 estrenó en el Teatro Las Sillas la obra Josefina, una de las más disruptivas en las tablas mendocinas. La cita fue a sala llena y dejó completamente conforme a espectadores y a propios realizadores.

El gran éxito de la puesta en escena es canalizar toda la intensidad de un thriller en tan solo una hora de función. Las emociones en la obra comienzan rápido, no hay tiempo para terminar de acomodarse en la butaca que ya hay algo haciéndonos ruido.

Es difícil hablar de la obra sin spoilear. En lo personal, disfrute la obra a pesar de haber tenido una idea de todo lo que iba a ver, por lo que garantizo que si van a verla, van a estar en tensión todo el tiempo.

Las actuaciones son impecables. No hay puntos flacos en cuatro actores que saben lo que hacen. En lo personal destaco el rol de Gustavo Casanova, porque creo que lo que le toca es lo más complejo. Sin embargo, Jorge Fornés, Martín Chamorro y Agustín Daguerre están a la altura de la trama, el guión y las expectativas que todos teníamos acerca de Josefina.

Es una obra super recomendable. Le doy cuatro burbujitas y los insto a ir a verla. No se la pierdan porque después se van a arrepentir. Acuerdense lo que les escribo.

 

Comentarios