Sensaciones de una noche a puro rock en el Foxy


El viernes pasado estuvimos en el Foxy Live Bar disfrutando de la música de dos bandas locales únicas. Nos deleitamos con la frescura de Willy Tertulian y agitamos fuerte al ritmo de La Blusa.

Willy Tertulian

Aunque disfruto muchísimo la música, cualquiera sea su género, el rock no es lo que más despertaba mis sentidos. Y lo digo en pasado porque después del toque del viernes eso cambió. Ya los había conocido a los pibes de Willy pero en esta oportunidad potenciaron todas mis buenas críticas hacia ellos.

No tengo pruebas pero tampoco dudas de que ninguno de la Willy Tertulian supera los 26 años. Y vuelvo a recordarme que la edad no es más que un número. Pero de todos modos creo que tiene algo que ver con esa frescura que emanan, y espero que nunca pierdan, esas miradas brillantes de estar gonzándola, esas ganas de explotarla en cada toque y al mismo tiempo comerse el mundo.

Personalmente flashé a otro nivel totalmente con la batería. Realmente amazing. La potencia, velocidad y calidad de cada sonido que salía de ahí era la justa para ponerte la piel de gallina. Y la banda en su totalidad me robó el corazón. Sin lugar a dudas volvería a verlos mil veces más.

La Blusa

Tras el toque de los Willy, subieron al escenario los 4 integrantes de La Blusa. Una banda que contrastaba bastante con la frescura del grupo anterior. Los chicos de La Blusa tienen un estilo más heavy, saben a puro a rock nacional y tienen un dejo de blues. Esa perfecta combinación es la que los mantiene girando por los escenarios de Buenos Aires, San Luis y los distintos departamentos de Mendoza.

La fidelidad de esta banda no se ve reflejada sólo en su sonido a lo largo de los años, desde su comienzo en el 2013, sino también en la gente que los sigue. Se ve, pero sobretodo se siente, que quienes siguen a La Blusa ya son parte del equipo.

Esa banda amiga agitó en cada tema de la banda y más de uno debe haber vuelto a su casa sin voz. Con una mano sosteniendo la birra y con la otra agitando, lxs seguidorxs de La Blusa estallaron en cada tema sobretodo los del último disco Sin Embargo Sonreís. El mismo fue producido entre el 2017 y 2018, año en el que vió la luz y que la sigue viendo en cada toque de los pibes.

Además de ser una banda íntegra, con la claridad de saber de donde vienen y hacia donde van, son un claro reflejo de humildad, aguante y amor por lo que hacen.

 

Ph: Mauro Gatier

Comentarios